71) LEY DE LA ATRACCION - ¿Es satanista?

Para los que ya conocen como escribo y lo que pretendo transmitir con mis artículos, al leer el título de este artículo se estarán preguntando ¿qué paso, te volviste loco?. Pues no, lo que sucede es que decidí titular este post, con el mismo comentario descalificante que un lector uso ante mi último artículo, “las señales”, que publiqué por Clarín blogs.

 

Porque de esta forma, poniendo arriba de todo esa “crítica”, haciéndola pública, es la manera de demostrar y hacer ver que las ideas y pensamientos se defienden con fundamentos y no con descalificaciones.

 

Porque la verdad, nuestra verdad, se protege no ocultando las críticas sino confrontándolas.

 

Y ustedes me dirán cómo se contesta una simple crítica descalificante, porque al decirme que la ley de la atracción es satánica, se me está diciendo que yo y todos los que creemos en esta ley adoramos a Satán.

 

Pues la manera de contestar un insulto, es dándole una respuesta perfecta y ya que yo como hombre no puedo dar esa perfección, a tal efecto cito lo dicho por Cristo según el Evangelio de San Marcos (3,22-26):

 

22- Mientras tanto, unos maestros de la Ley que habían venido de Jerusalén decían: “Está poseído por Beelzebul, jefe de los demonios, y con su ayuda expulsa a los demonios.”

 

23- Jesús les pidió que se acercaran y empezó a enseñarles por medio de ejemplos:

 

24- “¿Cómo puede Satanás echar a Satanás? Si una nación está con luchas internas, esa nación no podrá mantenerse en pie.

 

25- Y si una familia está con divisiones internas, esa familia no podrá subsistir.

 

26- De igual modo, si Satanás lucha contra sí mismo y está dividido, no puede subsistir, y pronto llegará a su fin.

 

Pero si dijera sólo esto, estaría ocultando parte de la crítica recibida, ya que esta persona que me transmitió su oposición, como queriendo fundamentar en parte lo dicho, colocó un enlace a un video de YouTube, donde tergiversando la historia se quiere desprestigiar a la ley de la atracción.

 

Sepamos obviamente reconocer y dejar de lado los que haciendo películas y libros, a veces usan la verdad para aprovechar a hacer negocios; pero eso no quiere decir que digan mentiras, por lo menos en su totalidad, simplemente que aprovechan el boom literario del momento.

 

Pero entonces ¿cómo sabemos quién dice la verdad?. Simplemente verificando lo que dice la ley de la atracción en general, en cada hecho de nuestra propia vida.

 

Yo no creo en esta ley porque me llenaron la cabeza de palabras bonitas y me quedé sólo con eso; me puse a investigar en mi propia mente, lo que se denomina metafísica y fui y voy comprobando cómo cada uno de los preceptos que dice la ley de la atracción son ciertos (todo ello lo fui, por medio de mis propias experiencias, plasmando a lo largo de los 70 artículos que ya he publicado y que seguiré haciendo).

 

Porque miren de qué forma quieren desprestigiar la ley de la atracción: Diciendo que es satanista.

 

¿Querer el bien hacia los demás, querer que cada uno obtenga lo mejor para así, recalcando siempre los autores que se deberá hacer esto sin perjudicar a los demás, es esto satánico?

 

Justamente todo lo contrario, por lo tanto en vez de querer confrontar si se cumple o no la ley de la atracción, la denostan diciendo que viene de Satán, cuando en realidad viene de Dios.

 

Ahora bien, este mismo lector que me realizó dicha crítica, a las ocho horas me volvió a enviar este otro comentario, demostrando en este otro envío respeto y humildad al reconocer que es su verdad, aún cuando diciente totalmente con lo que yo expreso:

 

Con todo respeto te digo que tu interpretación de la biblia es bastante simplista, partiendo de la base de que la misma no es "un libro de metafísica", sino la palabra de Dios. Si leemos la Biblia tomarla como tal. El Apocalipsis es el Fin de los tiempos, las claves que le dio Dios a los hombres para ver la señales de la segunda venida de su hijo y no para que aprendamos a ser "asertivos" ante discusiones personales. Creo, que la ley de atracción es simplemente otra estrategia para desviar la atención de lo que realmente sucederá. El rechinar de dientes es el sufrimiento de los injustos y no el lamentarse por decir cosas demás dominado por la ira (ver Inteligencia Emocional). De todas maneras, es sólo mi interpretación. Un abrazo.”

 

Cuando hace 2000 años apareció Jesús, los fariseos, los defensores de la Ley (El antiguo Testamento) lo denostaron y no creyeron en Él.

 

Hoy yo hago una interpretación del verdadero significado de acuerdo a mi opinión, que quiere trasmitir la Biblia y los “nuevos fariseos” (los actuales defensores de la palabra de Dios) me denostan.

 

No se confundan, con ello no me quiero poner a la altura de Cristo, sino comparar a los que creían defender la palabra “literal” de Dios en el pasado, con los que lo hacen de la misma manera hoy día.

 

Ahora analicemos esto: Esos defensores dicen que la Biblia hay que leerla textualmente y por lo tanto se toman de ello.

 

Cuando se me critica en este caso, se me dice que la Biblia es tal cosa, sin embargo yo no digo que es una u otra cosa, digo que son las dos; por medio de la palabra de Dios, éste nos trasmite enseñanzas metafísicas para aprender a revertir el pecado original.

 

Y en base a lo anterior siento la necesidad de transcribir lo dicho según el Evangelio de San Mateo (5,17-20):

 

17- No crean que he venido a suprimir la Ley o los Profetas. He venido, no para deshacer, sino para traer lo definitivo.

 

18- En verdad les digo: mientras dure el cielo y la tierra, no pasará una letra o una coma de la Ley hasta que todo se realice.

 

19- Por lo tanto, el que ignore el último de esos mandamientos y enseñe a los demás a hacer lo mismo, será el más pequeño en el Reino de los Cielos. En cambio el que los cumpla y los enseñe, será grande en el Reino de los Cielos.

 

20- Yo se lo digo: si no se proponen algo más perfecto que lo de los fariseos, o de los maestros de la Ley, ustedes no pueden entrar en el Reino de los Cielos.

 

Recuerden como he dicho en anteriores artículos, que en la Biblia cielo quiere decir mente subconsciente, tierra representa a la mente consciente, Reino de los cielos es en cambio el Poder que Dios nos delegó para pedir lo que deseamos y el entrar en este Reino, significa aprender a usar dicho poder.

 

¿Hasta ahora nos entendemos?

 

Bien, según esta interpretación literal surgen en la Biblia un montón de contradicciones, que en cambio aplicando mi interpretación desaparecen todas ellas, manteniendo la enseñanza que Dios nos quiso trasmitir.

 

Veamos a cuáles me refiero:

 

PRIMERA CONTRADICCION

 

Según estos defensores (y pido disculpas por el vocabulario que voy a emplear pero es la mejor forma de graficar los sentimientos para este caso), Dios es un hijo de remil puta, que el día del Juicio final por medio de la segunda venida de Cristo, éste va a venir a reventarnos a todos como sapos; nadie se va a salvar, porque como dijo Cristo: “El que esté libre de pecados que tire la primer piedra”.

 

Entonces según esta interpretación literaria ¿dónde está el Dios bueno?. En cambio según mi interpretación Dios es bueno y quiere lo mejor para nosotros porque somos y nos trata como a hijos de Él (la interpretación correcta según mi apreciación de lo anterior, ya está explicado en forma extensa en mi artículo titulado “Nº 59 - El Apocalipsis”), pero ahora sólo en forma simplificada digo que:

 

La segunda venida de Cristo se produce todos los días en nuestro cerebro, cuando permitimos que vengan a nuestra mente los pensamientos positivos que se oponen a los negativos, que tratan de hacernos sucumbir y rendir antes las adversidades que se nos presentan diariamente.

 

SEGUNDA CONTRADICCION

 

Según los actuales fariseos, la Biblia dice que el Reino de los Cielos es para los pobres y que el hombre no debe aferrarse al dinero y frases semejantes.

 

Es decir, según esta interpretación los que nos rompemos el lomo laburando y tenemos una posición económica que nos hace vivir cómodamente (ni hablemos de los que son millonarios), no entraríamos entonces en el Reino de Dios.

 

¿Esto qué nos quiere decir literalmente?, que debemos ser unos perdedores, unos fracasados.

 

¿Dios quiere eso para nosotros, debemos ante una adversidad auto compadecernos diciéndonos esto es lo que desea Dios, por lo tanto no haré nada para progresar en mi vida ante el primer tropiezo que tenga?

 

En este caso “otra vez” se presenta el Dios extorsionador que nos dice: Sé un inútil perdedor, sino después no te voy a abrir mi puerta.

 

En cambio según mi interpretación, Dios lo que nos quiere decir es que no debemos tratar de conseguir dinero actuando con una mente competitiva, sino con una mente creativa, que es la que actúa basándose en los deseos que Dios nos concederá, en la medida que aprendamos a aplicar correctamente esta Ley.

 

Y cuando dice que el camino será más fácil para los pobres, es porque desde esa posición se puede aprender más fácil a utilizar esta Ley, olvidándonos del método competitivo que hasta ahora nos fue dando resultados pero limitados, comparándolo a lo que podemos obtener usando el procedimiento que Dios nos enseña por medio de la Biblia, utilizando para tal efecto las parábolas.

 

TERCERA CONTRADICCION

 

La Biblia dice que ante una ofensa debemos poner la otra mejilla. Es decir si te dan una trompada en la calle pon la cara otra vez, si te estafan deja que te estafen otra vez.

 

Aquí otra vez el Dios que nos obliga a ser unos alfombras de los demás, que nos debemos dejar pisotear, como al típico idiota.

 

¿Me vuelvo a preguntar, éste es el Dios bueno?

 

En cambio de la interpretación que yo hago, poner la otra mejilla, significa que ante un pensamiento negativo debemos oponer otro pensamiento del mismo nivel pero positivo.

 

Y así podría continuar con todas las contradicciones que se presentan en la Biblia para quien la lee sólo literalmente.

 

Y para concluir, a los que me critican o me insultan les respondo:

 

Sigan haciéndolo, no me molesta, porque así dice Cristo en los siguientes versículos que transcribo:

 

Según el Evangelio de San Mateo (5,10-11):

 

10- Felices los que son perseguidos por causa del bien, porque de ellos es el Reino de los Cielos.

 

11- Felices ustedes, cuando por causa mía los insulten, los persigan y les levanten toda clase de calumnias.

 

Según el Evangelio de San Mateo (10,26-27):

 

26- Pero no les tengan miedo. Nada hay oculto que no llegue a ser descubierto, ni nada secreto que no llegue a saberse.

 

27- Lo que yo les digo en la oscuridad, repítanlo ustedes a la luz, y lo que les digo en privado, proclámenlo desde las azoteas.

 

Según el Evangelio de San Lucas (19,39-40):

 

39- Algunos fariseos que se encontraban entre la gente dijeron a Jesús: “Maestro, reprende a tus discípulos.”

 

40- Pero él contestó: Yo les aseguro que si ellos callan, gritarán las piedras.”

 

Según el Evangelio de San Juan (9,39-41):

 

39- Jesús añadió: “He venido a este mundo para llevar a cabo un juicio: los que no ven, verán, y los que ven, se volverán ciegos.”

 

40- Al oír esto, algunos fariseos que estaban allí con él dijeron: “¿Así que también nosotros somos ciegos?”

 

41- Jesús les contestó: “Si fueran ciegos, no tendrían pecado. Pero ustedes dicen: “Vemos”, y ésa es la prueba de su pecado.”

 

Según el Evangelio de San Juan (10,20-21):

 

20- Algunos decían: “Es víctima de un espíritu malo y habla locuras; ¿para qué escucharlo?”

 

21- Pero otros decían: “Un endemoniado no habla de esa manera. ¿Puede acaso un demonio abrir los ojos de los ciegos?”


A partir de ahora y de aquí en adelante la verdad de la “Palabra” empieza a develarse, el que quiera entender que entienda.

 

Si deseas saber más sobre la Ley de la Atracción y acceder a un directorio con los mejores enlaces de libros y artículos que tratan sobre la Ley de la Atracción y la Física Cuántica, puedes ingresar gratis en http://secretoalexito.jimdo.com/

 

Desde Mar del Plata, Argentina, hacia todo el mundo, Walter Daniel Genga. 

Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Mauro (martes, 19 julio 2011 23:27)

    Tu mismo eres el que habla mal, no los que te hacemos ver la realidad. El que te escribió el comentario no es un fariseo como yo tampoco lo soy. Lo único que te voy a pedir es que dejes de USAR las palabras de Jesús, que obviamente no entiendes, para proyectar tus propias ideas. Te lo pido "como si fuera el propio J", es decir por los derechos de autor.. y dejes de insultar a los hijos de Dios.

  • #2

    Walter Daniel Genga (miércoles, 20 julio 2011 07:59)

    Respondo con palabras según el Evangelio de Mateo en 13,10-17:

    10- Los discípulos se acercaron y preguntaron a Jesús: “¿Por qué les hablas en parábolas?”
    11- Jesús les respondió: “A ustedes se les ha concedido conocer los misterios del Reino de los Cielos, pero a ellos, no.
    12- Porque al que tiene se le dará más y tendrá en abundancia, pero al que no tiene, se le quitará aun lo que tiene.
    13- Por eso les hablo en parábolas, porque miran, y no ven; oyen, pero no escuchan ni entienden.
    14- En ellos se verifica la profecía de Isaías: Por más que oigan no entenderán, y por más que miren no verán.
    15- Este es un pueblo de conciencia endurecida. Sus oídos no saben escuchar, sus ojos están cerrados. No quieren ver con sus ojos, ni oír con sus oídos y comprender con su corazón…Pero con eso habría conversión y yo los sanaría
    16 ¡Dichosos los ojos de ustedes, que ven!; ¡dichosos los oídos de ustedes, que oyen!
    17 Yo se lo digo: muchos profetas y muchas personas santas ansiaron ver lo que ustedes están viendo, y no lo vieron; desearon oír lo que ustedes están viendo, y no lo vieron; desearon oír lo que ustedes están oyendo, y no lo oyeron.

  • #3

    Daniela (viernes, 02 febrero 2018 21:43)

    #1

  • #4

    Walter Daniel Genga (sábado, 03 febrero 2018 06:27)

    #2